-

30 de julio de 2017

[CRÍTICA] ‘Spider-Man: Homecoming’: un gran poder conlleva…

Spider-Man Homecoming

Dirigida por Jon Watts, ‘Spider-Man: Homecoming’ supone la tercera versión del personaje arácnido desde su primera aparición en cines allá por el 2002, y la primera incursión en solitario formando parte del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM). Después de ser magníficamente presentado en ‘Capitán América: Civil War’, mucho se esperaba de este film, una vez sabido que es el primero del héroe arácnido hecho por la propia Marvel Studios. ¿Habrán conseguido que esta versión este a la altura?

Spider-Man Homecoming

Peter Parker (Tom Holland) comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía May (Marisa Tomei). Bajo la atenta mirada de su mentor Tony Stark (Robert Downey Jr.), Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, pero interrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture (Michael Keaton) y, con él, lo más importante de la vida de Peter comenzará a verse amenazado.

Si algo hay que agradecer en este nuevo reinicio, es el haber apostado por pasar página con el tema de origen del personaje, algo que ya todo el mundo conoce después de dos reinicios del mismo. En este sentido, lo que no podía cambiar en esta nueva adaptación es ese viaje del héroe que nuestro joven Peter Parker tiene que hacer, Marvel en este punto acierta al desarrollar muy bien la carga pseudodrámatica del adolescente Peter Parker compaginada con su responsabilidad de ayudar a los demás.

Spider-Man Homecoming

Las inquietudes, deseos y preocupaciones de un personaje de 15 años no pueden ser las mismas que las que nos narran en films como los del ‘Capitán América’ o ‘Iron-Man’, y en esto deriva quizá la sensación de simpleza y de cotidianeidad de buena parte de las escenas, donde el guión apuesta por desarrollar a un personaje que divaga entre la rebeldía adolescente y la importancia de la responsabilidad para con los demás.

La famosa frase que marca ese camino de responsabilidad no es mencionada en el film, pero la esencia de la misma es lo que impregna todo el desarrollo del mismo. Este punto es el que suscita más interés de la trama y es donde este nuevo reinicio consigue hacerse grande, con un viaje del héroe más que correcto. 

Spider-Man Homecoming

Sin embargo, al ser ‘Spider-Man: Homecoming’ la película más jovial del UCM, se ha apostado desmesuradamente por el humor. Los chascarrillos son continuos en prácticamente todas las escenas del film, algo que puede llegar a cansar, sin embargo, gracias al buen hacer de Tom Holland en su encarnación tanto de Peter Parker como de Spider-Man, se consigue no caer en el absurdo ni la vergüenza ajena, agradeciéndose que los momentos más dramáticos se respeten como tales.

Spider-Man Homecoming

Tom Holland, sale indemne en su encarnación en solitario del personaje, siendo lo más destacable de una cinta donde los secundarios que acompañan son completamente olvidables, esto unido a un Spider-Man demasiado dependiente de un traje 'anti climático' que no respeta la idiosincrasia del personaje, y un humor desmesurado, lastran lo que supone un reinicio más que correcto de Spider-Man, con un villano más terrenal e interesante y una trama muy bien conectada con el mundo de los Vengadores, pero que no está a la altura de otras encarnaciones más fieles, responsables e interesantes del personaje.

NOTA: 6.75
Por Joaquín Muñoz (JoaquinMGLoL)




Visitas
143
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario